Páginas

20 septiembre 2012

Primer contacto

No sabia muy bien cual iba a ser la primera entrada al blog. Primero pensé en agradecimientos, luego en un mensaje de Bienvenida.... pero ninguna de las dos opciones me convenían demasiado.
Y tampoco quería una entrada muy brusca en plan, ale aquí dejo esto.

Total que me dije. Por qué no empezar por el principio, fácil ¿no?

Así que aquí os presento mis primeras piezas de arcilla polimérica y su pequeña historia.






Se trata de unas miniaturas dulces que realicé en un curso con Noe y Alex, los chicos de Con A de arte.

La verdad es que tengo que admitir que iba bastante cagadilla, entre la timidez inicial que suelo tener, el nulo contacto con el material y conocer personas nuevas que no es que sea uno de mis fuertes, pues eso que iba con el típico nudo en el estomago cuando vas a algo desconocido.
Pero la calidez y el cariño con el que allí me trataron y lo fácil que hacen sentirte a gusto, pronto se me fue el nudo y empecé a disfrutar con este maravilloso material.

Ese mismo día salí de allí con un poco menos de dinero, pero con una bolsa de material que compré en su tienda, mis piezas recién salidas del horno y una gran sonrisa, había encontrado algo que poco a poco me iba a cautivar.

Cual es vuestra historia?

1 comentario:

  1. La verdad es que aun no puedo llegar a imaginarme como puedes hacer algo tan pequeño con tanto detalle y que te queda tan bien!
    ¿Serán las manos? ¿será el amor que pones en ello? No se, no se... pero eres una artista!!!
    Algún día me lo tienes que enseñar... porque una imagen vale mas que mil palabras!

    ResponderEliminar